Hola de nuevo, amigos de CdlMC, hoy os traemos una entrada sobre todo para aquellos que tenéis dentro de vuestras familias un animal. Y no, lo sentimos, los niños del vecino no cuentan…, bromas aparte, en el artículo de hoy nos centraremos en la higiene y cuidado de las orejas de nuestra mascota.

Quizás ya sepas algunos de estos consejos y conceptos, pero nunca está de más repasarlos y tenerlos en cuenta. Sobre todo porque la buena higiene es vital para evitar posibles problemas o enfermedades posteriores que podrían causar un gran malestar a nuestro animal.

Las orejas son un punto que deberíamos revisar a menudo, sobre todo dependiendo del tipo de oreja de nuestra mascota, en perros con orejas pendulares, como las razas beagles, cockers… hacerlo cada dos o tres días es recomendable, aunque lo habitual en el resto de razas es que lo hagamos una vez a la semana, y en otro tipo de mascotas, cuyo contacto con la calle y el campo es menor, como pueda ser un gato, podemos hacerlo cada diez o quince días. Teniendo siempre en cuenta que si observamos que empieza a rascarse demasiado, o ladea la cabeza con mucha frecuencia, lo aconsejable es mirar en ese momento que no tenga un exceso de cerumen, ni que del pabellón auditivo provenga un olor desagradable, en cuyo caso podríamos estar ante una infección, y debemos acudir a nuestro veterinario de confianza a la mayor brevedad posible, para que nos paute el tratamiento adecuado. Si bien, siguiendo estos simples consejos podremos evitar, en muchos casos, esta situación.

Por supuesto, NUNCA debemos usar bastoncillos para la limpieza del pabellón auditivo, no solo porque para el animal puede ser excesivamente molesto, sino que además corremos el peligro de que realice un movimiento involuntario de la cabeza y que el bastoncillo se introduzca en profundidad, pudiendo ocasionar daños severos en el oído medio e interno.

Zapatillas 50 Sombras de Grey

Lo mejor es usar algún producto de limpieza específico para animales, nuestro veterinario de confianza nos puede asesorar sobre el mejor para nuestra mascota concreta, ya que tenemos limpiadores con base oleosa, base acuosa y en polvo. Sea como fuere, lo que tenemos que hacer es depositar una dosis del producto en la zona del oído externo, y extenderlo con el dedo, aplicando algo de presión y masajeando el pabellón auditivo. Esto suele ser por norma general bastante agradable para el animal, además podemos aprovechar para asegurarnos que la piel de esta zona presenta un color rosáceo, signo de que la salud auditiva de nuestra mascota está perfecta.

Mientras que realizamos esta acción, tenemos que sujetar con firmeza la cabeza de nuestra mascota, para que no se sacuda antes de tiempo, cuando veamos, que el producto está extendido uniformemente, y que hemos arrastrado el cerumen de toda la zona, dejamos que el animal se sacuda, para seguido, y con una gasa, terminar de limpiar la oreja, teniendo cuidado de no introducirla dentro del oído, justo a la línea de puntos que vemos en la ilustración.

Zapatillas 50 Sombras de Grey

Después de la higiene, nuestra mascota estará rebosante de felicidad, ¿qué mejor momento que este para hacerle esa foto perfecta? Quizás esa sea la que quieras inmortalizar en tus Zapatillas personalizadas, ¿Quién sabe?.

Un coloreado saludo….

¿Te ha gustado esta entrada? No dudes en compartirla…