Hola a tod@s 🙂

Hace un tiempecillo que no hemos podido centrarnos en nuestro blog ya que hemos estado hasta arriba de trabajo. Por ello queremos obsequiaros con un vídeo muy molón y así contaros cómo vamos personalizando nuestras zapas.

En este caso, os explicaremos detalladamente todos los imprevistos que hemos tenido durante todo este trabajo y las satisfacciones que hemos obtenido a su vez, ya que no todo es negativo ni positivo. Pero lo importante es la sensación que tienes en cuanto finalizas el pedido y en la reacción del cliente al verlas por primera vez.

El modelo de zapatillas con la que hemos trabajado en esta ocasión, es el modelo tipo basket de bota. En ella, hemos pintado a mano a Jon Nieve y a Daenerys “Madre de Dragones“, mítica parejita de Juego de Tronos.

 

En calzado oscuro siempre pinta una capa de pintura blanca de base

 

La complejidad que tiene esta ilustración está sobretodo en la cantidad de capas de pintura que tienes que añadir cada vez, y en el tiempo de espera de secado de cada una. Inicialmente se debe de empezar con una capa blanca, sobretodo en aquel calzado que sea oscuro de fábrica, ya que lo más probable es que si utilizas un color con una tonalidad intermedia u oscura, lo absorba irremediablemente.

También aconsejamos utilizar pinceles de cerda dura (específica para acrílicos u óleo), ya que la pintura especial para tela suele estropear los pinceles de escasa calidad mucho antes de lo previsto. Este tema lo trataremos en otro momento 🙂

Me encanta pintar retratos ya que me supone un reto conseguir expresar las emociones y expresiones de cada personaje. En el caso de la zapatilla de Jon Nieve, es más sencilla de llevar a cabo ya que las sombras que contiene la foto original y sus escasas tonalidades frías, hacen que no se tenga que mezclar una gran cantidad de colores, al contrario que con la zapa de Daenerys Targaryen. Me llevó mucho más tiempo sobre todo para poder desarrollar bien las tonalidades tanto de los dragones como de su rostro.

Pero lo más costoso de todo el proceso son los retoques finales antes de decir: “ya está listo para entregar”. En muchas ocasiones, antes de decidir que el trabajo está terminado, prefiero desconectar para descansar la vista y así aprovechar a tomarme un cafetín. De esta manera te aseguras que en cuanto vuelves a centrarte en la ilustración, empiezas a ver pequeños fallos corregibles de los retratos con la mente despejada.

Aquí os dejo todo el proceso de estas maravillosas zapas.

 

Así pintamos unas zapas de Juego de Tronos

 

 

Un coloreado saludo para todos 😉

Facebook

Web

 

 

¿Te ha gustado esta entrada? No dudes en compartirla…

Alesia
Alesia

Latest posts by Alesia (see all)